lunes, 11 de enero de 2016

El Ghul



El nombre Ghul proviene de la remota lengua árabe, y su significado oscila entre "demonio" y "espectro". Es un integrante menor de la extensa familia de los muertos-vivos.
     Básicamente, un Ghul es un humano que fue atacado por un vampiro que decidió no traspasarle la condición vampírica, sino dejarlo de algún modo a mitad de camino.
     Sin alcanzar ninguna de las dos condiciones —ni muerto, ni vampiro—, este bastardo nocturno se ve relegado a la vida en los cementerios, para intentar satisfacer su hambre de carne muerta. Si no logra profanar una tumba recién cerrada, tratará de atacar y matar a algún desprevenido que ande por el cementerio para enseguida comérselo. Si tampoco tiene suerte, roerá una lápida o, como algunos relatos aseveran, se morderá a sí mismo para apaciguar de alguna manera su ansiedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario